miércoles, 24 de febrero de 2016

El administrador del Tiempo


El Sr. Alfredo, tenía su oficina llena de relojes, relojes de bolsillo, relojes de muñeca, relojes despertadores, relojes de arena, relojes que funcionaban a cuerda, relojes que funcionaban con pilas, relojes automáticos, que no funcionaban.
En la entrada de la casa, un magnífico reloj de sol sobre el letrero que define su negocio, “SE VENDE TIEMPO”.
No le entraba clientela alguna, pero él llevaba todos los archivos actualizados, ya sea el último nacimiento o la última muerte que se producido en la aldea de Corpiño, incluso los que enfermaban, los que se iban del pueblo y luego volvían o los que tenían “el Meigallo”.
Desde la ventana de su despacho ve un día tras otro llegar los autocares de fieles y turistas que van al Santuario de Nuestra Señora de O Corpiño.
Un buen día entro un cliente.
Buenos días ¿en qué puedo servirle? Le pregunta el Sr. Alfredo.
El hombre bien vestido, con sombrero, de tez morena, ojos profundos, con perilla bien arreglada terminada en punta, no contesta, mira detenidamente el impresionante panorama de relojes, al fin con una sonrisa responde – buenos días.
Vengo a comprar algo de tiempo, ¿qué me puede ofrecer?
El que necesite, ¿Cuánto piensa estar por aquí?
Lo justo para llevarme unas almas.
Coja el que quiera, ya sabe que me ha de pagar con el 10 % de su trabajo.
El cliente firmó un documento y salió del comercio. Una vez en la calle ando treinta pasos se juntó con los visitantes del autocar número 666, miró hacia atrás con una sonrisa irónica y fría, lo único que los demás veían era el cementerio de Corpiño de donde un hombre bien vestido había salido, no había ninguna otra edificación más.

16 de febrero de 2016
José Portillo

Luna Llena


Siempre actuaba por las noches con luna llena.
Había cambiado de residencia, no quería ser descubierto.
Sus "víctimas" solían ser chicas jóvenes, cuando llegaba la medianoche, cambiaba su aspecto, era una transformación
en cinco minutos se había convertido en otro, en un....
Tuno que le cantaba canciones de amor bajo la ventana de una joven desconocida. Era su obsesión.

José Portillo

martes, 19 de enero de 2016

CONCURS DE MICRORELATS DEL MMB: EL MILICIANO

CONCURS DE MICRORELATS DEL MMB: EL MILICIANO: Estaba arrepentido, nunca quiso entrar a formar parte de las Milicias Antifascistas de Cataluña, pero ya estaba hecho. Una vida más o menos....

viernes, 30 de mayo de 2014

Cincuentenario del Noviciado de Pallejá

Hay que viajar en el túnel del tiempo y de los recuerdos para conocer este emblemático edificio, que ya pertenece a la historia de Pallejá.
En los finales de los 50 y primeros de los 60 del siglo pasado, una familia de empresarios de Barcelona se fijó en esta pequeña, acogedora y tranquila población, (por aquellos años ya venían a veranear o tenían una segunda residencia personas adineradas de la capital). Esta familia eran los Sres. Casanovas, empresarios de la industria “botonera”, poseían una fábrica de botones en la C/ d´En Blanco, al lado de Sants (Barcelona) le echaron la
vista a una loma que hay de camino a la montaña de las Planas, tenía un buen camino ya que se transitaba para acudir a una “cantera” o explotación minera que había en esa montana. En aquellos días Pallejá se había caracterizado por sus talleres, fábricas industriales, artesanales y la producción agrícola.
Los Sres. de Casanovas empezaron las obras de este emblemático edificio, (en el habían guardado sacos de botones, o sea que les sirvió de almacén). El destino hizo que los Sres. Casanovas se arruinaran económicamente y la edificación junto a los terrenos fuera comprado por la orden religiosa de las Capuchinas de la Madre del Divino Pastor a través de la mediación de Sor Ines Riera, (un dato a mencionar es que la finca carecía de agua y el Sr. Josep Figueras realizó la canalización desde los depósitos de Can Seix hasta allí).
Las obras se terminaron quedando una torre de estructura arquitectónica de dos pisos, rodeada de jardines y un claustro, huertos y bosques de pinos, (cuidados por el hortelano y su familia que vivían en una casa a escasos metros, la familia de hortelanos eran los señores - El Sr. Rodolfo Y la Sra. Julia. Padres del Fito, la Conchi y la Julia. Eran de Reinosa – Cantabria), así la torre de los Sres Casanovas dando un giro pasó a ser conocida popularmente como “El Noviciado”.
Esta casa fue inaugurada en mayo de 1964 con el objetivo de acoger a las jóvenes que sintiendo la llamada del Señor desean seguirlo al estilo del P. José Tous.En la actualidad hay una piscina y un campo con cestas para el baloncesto.
Durante las obras y su terminación fue en lugar de juegos y excursión por parte de los niños y jóvenes de Pallejá. Habiéndolo muchas anécdotas que no mencionaremos.
Y durante todo estos años, lugar de ejercicios espirituales para jóvenes venidos de diferentes colegios públicos y privados.
Historia de la Orden religiosa Capuchinas de la Madre del Divino Pastor
El 27 de mayo de 1850 el P. José Tous y Soler, confiando en el beneplácito de Dios, se lanzó a una audaz historia que nos legaría un rico patrimonio cultural y espiritual, poniendo los cimientos en Ripoll. Fue en esta villa, donde el Venerable Padre, hombre intrépido y sencillo al mismo tiempo, firme y alegre -bajo el manto azul de la Madre del Divino Pastor- inició una Obra que daría mucha gloria a Dios y tendría un futuro prometedor, primero en Cataluña y después en otros lugares del mundo.
Así fue el inicio de esta Fundación: la degradación moral en que quedó la infancia, después de la revoluci6n de 1835, era evidente principalmente entre las niñas. Movido por su espíritu evangelizador, el P. José, juntamente con las religiosas exclaustradas Isabel Jubal, Marta Suñol y Remedio Palos, emprendió la obra dedicada a la educación cristiana de las niñas.
La capilla reformada.

martes, 14 de enero de 2014

Hay una nueva estrella Chary Silice

Chary
 

Los que te hemos conocido,
hemos visto tu bramido
de mujer guerrera

con espirito de motera
rodando sobre tu montura
con reluciente armadura
la estrella brillar
igual que la del Vivar
tu radiante sonrisa
como la fresca brisa.
Hoy se te apagó
la vida te abandonó
el cuerpo queda en tierra
al espíritu destierra
marchando junto a las estrellas
a partir de hoy, cada noche destellas
Por que sigues con nosotros
igual que muchos otros.


José Portillo

jueves, 2 de enero de 2014

El campanario

El campanario


Mari Carmen, subimos al campanario
Pepito, Gloria y yo.
Mari Carmen subimos al campanario.

Son muchas las escaleras
de caracol campaneras,
nos alumbran las teas.

Mari Carmen la del pelo ensortijado,
Pepito el del pescado,
Gloria la del alguacil,
y yo el más delgado.

Para darle vida al horario
vaya el tiempo andante
juntos subimos al campanario
y el reloj alegre cante
Los cuartos, las medias
los tercios y las enteras.

El campanario es de Santa Eulalia
y las tareas
de Mari Carmen, Pepito, Gloria y mías.

1970 - Josep Portillo

martes, 8 de octubre de 2013

Mil máscaras, mil caras





El bien está herido y cansado. La maldad se esconde tras millones de máscaras, cuando se descubren hay millones de rostros.